enchufe
TRANSPORTE
Los vehiculos es la principal fuente de contaminación de las grandes ciudades y es uno de los mayores generadores de emisiones de CO2. Por ello:
  • Siempre que puedas, utiliza el transporte colectivo en lugar del auto particular (las emisiones por persona se reducen drásticamente en función de la capacidad del vehículo).
  • A muchos sitios puedes ir en bicicleta o caminando, lo cual es más saludable.
  • Si debes usar tu coche, compártelo: cuatro personas en un automóvil es mejor que cuatro coches con una sola persona.
  • Antes de coger el cochel evalúa la comodidad real que te va a proporcionar. Piensa en las horas “pico”, los embotellamientos y los problemas de estacionamiento, para que puedas evitarlos.
  • Mantén en buenas condiciones tu automóvil. Revisa especialmente la presión de los neumaticos, su alineación, el estado del filtro de aire, las bujías y la carburación.
  • Al conducir, mantén la velocidad de circulación lo más uniforme posible. Si evitas frenar y acelerar de manera innecesaria, así como los constantes cambios de marcha, ahorrarás 15% de combustible y reducirás los costos de mantenimiento del vehículo.
  • Si realmente necesitas comprar un automóvil, elige el que se ajuste a tus necesidades reales y el que menos combustible consuma (de preferencia sin aire acondicionado, porque utilizan gases que propician el cambio climático).
  • Comprar productos procedentes de lugares cercanos a tu localidad también reduce el uso de transporte.