enchufe
ILUMINACIÓN
  • Siempre que sea posible, aprovecha la iluminación del sol que es natural, gratuita y no contamina.
  • Utiliza colores claros en las paredes y los techos, así aprovecharás mejor la iluminación natural.
  • No dejes luces encendidas en habitaciones vacías.
  • Utiliza focos fluorescentes compactos. Los focos comunes (“incandescentes”) sólo convierten en luz un 5% de la energía eléctrica que consumen, el 95% restante lo transforman en calor. Con las lámparas de bajo consumo (fluorescentes) ocurre lo contrario. Coloca focos fluorescentes al menos en los lugares donde requieres más tiempo la luz artificial. Aunque el precio de estos focos es mayor, consumen seis veces menos electricidad y duran de 8 a 10 veces más que los focos convencionales.
  • Te recomendamos no instalar focos ahorradores en habitaciones donde sea necesario encender y apagar la luz con frecuencia, pues se reduce la vida útil del producto.
  • Para aprovechar eficientemente la luz artificial, conviene mantener limpios los focos y las lámparas.