enchufe
EN LA COCINA
  • Si necesitas comprar una cocina o un horno, elige el equipo que funciona con gas, no con electricidad.
  • Usa la olla de presión, ya que consume menos energía.
  • Tapa las cazuelas durante la cocción y baja al mínimo el fuego una vez que comience la ebullición.
  • Si usas el microondas en lugar del horno convencional ahorras hasta 70% de energía.
  • Para cocciones superiores a una hora, no necesitas precalentar el horno.
  • Aprovecha al máximo la capacidad del horno: cocina el mayor número posible de alimentos en una sola vez.
  • Al no abrir la puerta del horno innecesariamente evitarás la pérdida de al menos 20% del calor acumulado en el interior.
  • Descongela los alimentos dentro del frigorífico, alejándolos de la fuente de refrigeración.


El frigorífico
  • Este electrodoméstico es el que más energía usa, seguido por el televisor y la lavadora.
  • La eficiencia del frigorífico depende del lugar donde lo ubiques. Es importante alejarlo de fuentes de calor; por otro lado, no permitir la circulación de aire por la parte trasera del equipo incrementa en 15% el consumo de energía.
  • Verifica que las puertas del refrigerador y del congelador cierren herméticamente; procura mantenerlas abiertas el menor tiempo posible.
  • Si se forma escarcha, descongela el refrigerador antes de que la capa de hielo alcance 3 mm de espesor, de lo contrario tu consumo eléctrico aumentará hasta 30%.
  • Ajusta el termostato para mantener una temperatura de 6º C en el compartimento de refrigeración y de -18º C en el de congelación.


Lavadora y lavaplatos
  • La mayor parte de la energía que consumen (entre 80 y 85%) la utilizan para calentar agua, por ello te sugerimos lavar con los programas de baja temperatura.
  • Limpia regularmente el filtro de la lavadora y procura que trabaje a plena carga.
  • La secadora consume mucha energía; limita su uso a situaciones de urgencia.
  • Al usarla, centrifuga previamente la ropa para aprovechar al máximo su capacidad.Y no mezcles la ropa pesada con la ropa ligera.
  • Lo ideal es que tiendas la ropa para que se seque con el aire y el sol.
  • Si utilizas lavaplatos, no lo pongas en marcha hasta que se llene completamente.
  • Pero atención: lavar a mano con agua caliente puede resultar hasta 60% más caro que hacerlo con un lavaplatos moderno a plena carga. Al lavar a mano, mantén la llave cerrada mientras lavas los trastos y enjuágalos rápidamente (si utilizas
  • jabón biodegradable contribuirás a la protección del medio ambiente).